Nuestra experiencia como marca líder de repuestos Ferroli nos permite saberlo todo acerca de las calderas y su instalación. Pero ¿sabes qué tipos de calderas puedes ver instalados en tu propiedad?

Como profesionales de repuestos Ferroli estamos encantados de ofrecerte información acerca de las calderas. Para empezar, pueden llamarse generalmente calentadores si se ocupan tan solo de calentar el agua, y calderas si se encargan además de la calefacción. Cada una puede consumir el tipo de combustible que más se adecúe a las infraestructuras de distribución de tu zona: gas natural, gas butano o propano, entre otros.

Pero lo que define a los calentadores o calderas es el modo en que evacúen el humo.

Atmosféricos se llaman a los que usan para la combustión el mismo oxígeno de la habitación, lanzándolo al exterior. Sin embargo, desde 2010 está prohibida su instalación, aunque sí pueden mantenerse si la instalación se hizo previa a dicho año. Los llamados de tiro forzado realizan la misma función que los atmosféricos, contando, sin embargo, con un ventilador que apoya la disipación de los gases.

Las calderas estancas son aquellas en las que la combustión se produce en una cámara herméticamente sellada, evacuados los gases por un ventilador también. Existe una variante llamada calderas de bajo NOx, que resulta menos contaminante y que goza de un consumo reducido del combustible.

Los de condensación hacen que el gas se consuma a menor temperatura, favoreciendo el aprovechamiento del calor. Ahorran hasta un 15 % de gas, sin embargo necesitan tener un desagüe próximo para drenar la humedad condensada.

Como puedes ver, hay tantos tipos de calderas como espacio o necesidad de poder calorífico tengas. En Seimar Confort te asistiremos en la elección de la caldera adecuada, y nos encargaremos de todo lo relativo a su instalación; además, contarás con nuestros servicios de atención y mantenimiento garantizados.