Si estás pensando en recurrir a la calefacción con energía solar en Alicante, sabrás que es un tema muy frecuente. Cada vez son más las personas que deciden emplear la energía procedente del sol para calentar el agua de sus hogares de una manera eficiente, sostenible y rentable, ya que es una energía limpia cuyo coste es mucho más reducido.

A pesar de que has oído hablar mucho de ella, es posible que no sepas en qué consiste exactamente o qué elementos son necesarios si deseas instalar calefacción con energía solar en Alicante. A efectos prácticos, consiste en emplear la radiación solar –tan presente en casi cualquier punto de nuestro país durante todo el año– para aumentar la temperatura de un fluido. De esta manera, no se consume ningún combustible, se aprovecha la energía del sol.

Para conseguir esto, necesitamos un circuito que, en primer lugar, capte la radiación. Las encargadas de esta función son las placas solares. Para un hogar formado por cuatro integrantes, se necesitarían en torno a 2 o 3 placas, que permitirían cubrir más del 70 % de las necesidades térmicas.

A continuación, es necesario un sistema hidráulico que conduzca el fluido desde la placa hasta el destino final, en este caso, los radiadores. Así mismo, una vez utilizada el agua, esta es conducida de nuevo hacia las placas, de manera que el circuito cerrado permite reutilizarla. Además de estos elementos básicos, también hacen falta otros más técnicos que completen la instalación, como son el intercambiador de calor, el acumulador de agua caliente no empleada y una bomba de circulación que permita dirigir el agua en cualquier sentido y dirección.

Gracias a este tipo de energía, conseguimos una reducción del 20 % del consumo de fuentes regulares, un porcentaje que aumentaría con la calefacción. Por eso, desde Seimar Confort te animamos a reducir tu factura y el impacto en el planeta.