El mantenimiento de calefacción en Alicante es uno de los servicios más demandados a los especialistas en la instalación de estos equipos. Pero hay algunos trucos que te permitirán mantener el sistema de calefacción de tu hogar en buen estado a la vez que ahorrar en el consumo y hacer un uso responsable.

Para evitar averías posteriores, antes de poner en marcha la caldera, revisa todas las conexiones y comprueba siempre que esté correctamente conectada. El enchufe a la red eléctrica, el conducto de gas y las tomas de entrada y salida de agua son algunas de las partes en las que debes prestar especial atención. Solo luego de realizar estas comprobaciones, enciende la caldera. 

Usualmente, la presión correcta de estos aparatos está en 1,2 y 1,5 bares, de manera que debes también asegurarte de que la presión de la caldera sea la adecuada. Mediante los indicadores de presión que poseen todas las calderas, comprueba que se encuentra en los parámetros normales y, si es necesario, ajústala mediante la llave de llenado.

Tal como nos cuentan los expertos de Seimar Confort, el coste que tendrá mantener una temperatura confortable en tu hogar dependerá en gran medida de la temperatura que fijes en la caldera y cómo la mantienes. Lo ideal es que sea de 18º cuando no estás en casa y que no supere los 23º cuando estás en ella ya que mantener la caldera encendida entre estas temperaturas optimiza su uso.

Otras dos cuestiones que debes tener en cuenta para el mantenimiento de la calefacción en Alicante es comprobar que los radiadores calientan adecuadamente y purgarlos al menos una vez al año. Este proceso elimina el aire acumulado en el circuito de calefacción y permite que el agua circule adecuadamente, llenando los radiadores.