Como especialistas en la instalación de aire acondicionado y calefacción en Alicante, queremos darte algunas recomendaciones para el uso del aire acondicionado en entornos con bebés y niños pequeños.

Cuando el calor aprieta, estos sistemas de climatización nos hacen la vida más cómoda y agradable. Sin embargo, hay que saber cómo utilizarlos adecuadamente para que no causen problemas de salud.

En primer lugar, queremos dejar claro que no hay problema alguno en tener encendido un aparato de aire acondicionado en presencia de bebés. Lo adecuado es situar el termostato a una temperatura de 25 grados aproximadamente para evitarles el calor pero también un frío excesivo.

Como expertos en la instalación de aire acondicionado y calefacción en Alicante, también queremos señalar que es necesario controlar la humedad. Estos aparatos contribuyen a que el ambiente esté más seco, lo que puede provocar irritaciones y escozor en las vías respiratorias y los ojos de los más pequeños. Por ello, te aconsejamos que ventiles las estancias con relativa frecuencia y uses humidificadores.

Otra pauta básica es que evites que el aire impacte de forma directa en el niño. Esta recomendación es para personas de todas las edades, ya que se pueden producir enfriamientos que deriven en estornudos, ataques de tos, neumonía, bronquitis…

También es aconsejable evitar cambios bruscos de temperatura. Si vas a ir a dar una vuelta con tu bebé a la calle y fuera hace mucho calor, ajusta antes el termostato para que el contraste entre la temperatura de tu casa y la del exterior no sea tan fuerte.

Para instalaciones seguras y rápidas, no dudes en llamar a Seimar Confort.