Los repuestos Ferroli son una buena alternativa para mantener cualquier caldera en perfecto estado de funcionamiento. Un buen mantenimiento es fundamental en algo que se encarga de la combustión de gases y que puede causar grandes sustos si tiene un funcionamiento deficiente.

Hay ocasiones en las que, para que sepas más o menos qué repuestos Ferroli necesitas, es buena idea tener unos conocimientos básicos sobre el funcionamiento de algo. Hoy vas a conocer cómo funcionan las calderas de condensación.

Lo primero que tienes que saber es que las calderas de condensación utilizan una tecnología que está perfectamente desarrollada y lleva años implantada como sistema de calefacción. Además, son calderas con un alto rendimiento, cuya funcionalidad se basa en el aprovechamiento del calor que está presente en los humos de la condensación.

Si las comparas con las calderas convencionales, la tecnología de condensación consigue que ahorres entre un 25 % y un 30 % en el consumo de energía. También consigue reducir hasta un 70 % las emisiones de NOx y de CO2.

El principio de su funcionamiento se basa en el proceso de condensación, que básicamente es el cambio de una sustancia gaseosa a estado líquido. Este cambio de estado genera una determinada cantidad de energía, que es lo que se conoce como calor latente.

El paso de estado gaseoso a estado líquido depende, entre otras cosas, de la temperatura y de la presión. Si la condensación se produce a una temperatura determinada se produce una liberación de energía, así el estado líquido es mejor desde el punto de vista energético.

Este es el funcionamiento principal de una caldera de condensación. Para cualquier problema que tengas, si quieres realizar un mantenimiento o buscas alguna pieza, en Seimar Confort te podremos ayudar con las máximas garantías de seguridad y calidad. Ven a conocernos.