Cualquier negocio que sea experto en aire acondicionado a la par que instalador de calefacción en Alicante sabrá de primera mano qué es la eficiencia energética y qué es lo que conlleva. La gestión eficiente de los recursos y, sobre todo, el evitar el derroche de los mismos es una de las premisas básicas que acompañan a este concepto y a todo lo que le rodea. 

Ya sea instalador de calefacción en Alicante, instalador de aire acondicionado o ambas cosas, la metodología a llevar a cabo con estos aparatos de climatización es muy parecida a la hora de sumar puntos en el camino de la eficiencia energética y el ahorro de recursos naturales.

En el caso del aire acondicionado, además de hacer un uso diferente del aparato en nuestras rutinas diarias, también habrá que acondicionar nuestro hogar para que las condiciones en las que el aparato esté funcionando sean más proclives al ahorro. Dentro de la primera premisa, la del uso del aparato, encontramos que utilizando un temporizador con el que programar las horas de encendido y apagado y evitar así dejarlo encendido cuando estemos fuera, supondrá una gran merma del gasto de recursos. También mantener una temperatura estable entre los 19ºC y los 21ºC será muy importante, ya que las altas subidas y bajadas provocarán un aumento considerable del gasto. 

El tema del acondicionamiento del hogar se refiere sobre todo al aislamiento. Preparar nuestra fachada, optar por ventanas de doble acristalamiento o la disposición de nuestro hogar conforme a la posición del sol serán muy importantes para que el espacio sea proclive al ahorro. 

Para saber más sobre el uso de tu aire acondicionado y la eficiencia, consúltanos en SEIMAR CONFORT.