1. MantenimientoLos sistemas de aire acondicionado y calefacción en Alicante pueden llegar a suponer un gran gasto energético si no se usan de forma correcta. Lo primero en lo que deberás tener cuidado es en conservar tus equipos en buen estado de funcionamiento. Contrata a un profesional que realice un examen anual, además de comprobar los filtros cada tres meses. Cuanto más viejos sean los materiales, más energía consumirán.

  2. Fugas de aireExisten muchos puntos por los que el calor o el frío pueden escapar de tu hogar. Esto provocará que, tanto la calefacción como el aire acondicionado, sigan funcionando a la misma potencia para compensar la pérdida. Debes pensar en reducir las fugas de aire de manera que se reduzca también tu factura energética. Presta especial atención a las puertas, chimeneas o conductos.

  3. VentanasLas ventanas son los puntos más delicados y por los que más calor o frío escapa (dependiendo de la época del año). Actualmente existen ventanas que ofrecen un nivel de sellado muy superior a las antiguas, provocando grandes ahorros en las facturas eléctricas. Algunos estudios hablan de una reducción de entre 150 y 250 euros anuales en los recibos con tan solo mejorar estas aberturas. En Seimar Confort podremos asesorarte sobre las mejores formas de ahorrar en energía.
  4. Termostato regulableUna de las fórmulas que ha presentado mejores resultados a la hora de ahorrar en aire acondicionado y calefacción en Alicante ha sido la instalación de un termostato regulable. Al programar el encendido y apagado de estos sistemas puedes reducir el consumo de energía hasta en un 10%. Los avances de estos métodos posibilitan que, hoy en día, puedan ser controlados mediante el teléfono móvil.
  5. ÁticoSi dispusieras de un ático en tu casa o en tu edificio, tienes que saber que seguramente estés perdiendo gran parte del calor o del frío por esta zona. Lo mejor que puedes hacer será contratar a un profesional que pueda valorar el nivel de aislamiento térmico que tienes en tu casa, y tratar de subsanar las deficiencias que hubiera. De esta manera, conseguirás temperaturas más cálidas en invierno y más frescas en verano.